Blogs

Vocación poética
por Enrique García-Máiquez
19 de enero de 2021
Vocación poética

Mi hijo Enrique (9) tiene clarísimo que quiere ser escritor. Al principio lo argumentaba así: «Un trabajo que se puede hacer tendido en el sofá, leyendo, tranquilito…» Pero ha descubierto que los familiares y amigos se erizan de horror cuando lo dice y le disertan de ingenierías y, luego, de la escritura ya como hobby. Así que ahora lo dice desafiante, casi guiñándome, desternillándose por lo bajo. Es una buena señal.

 

Pero no se crean ustedes que no se lo trabaja, ojo. Le dije que era importante leer y lee (tendido en el sofá) y que era importante aprender poemas de memoria, y se los ha aprendido. Uno mío, de cuando yo estaba opositando, porque a él el tema de la cama le llama. Y lo recita a menudo. Quién me iba a decir a mí que éste sería mi poema más conocido en casa a la hora de comere:

 

 

 

De ése siempre dice, antes de empezar la recitación: «El primero y el mejor», pero no hay que descartar unas grandes dosis de coña gaditana y filial. También se ha aprendido un poema de Marinero en tierra. Como el niño es de altos vuelos, se ha aprendido «La nana de la cigüeña». Yo, naturalmente, fui de «La nana de la tortuga». Pero he aquí su cigüeña:

 

 

Para terminar la triada de autores portuenses, aunque ha salido así, sin chauvinismo premeditado, lo prometo, también ha trabajado el niño a don Pedro Muñoz Seca y su La venganza de don Mendo.

Y otro de don Mendo:

Lo más bonito de Muñoz Seca es que viene por tradición oral. Su bisabuelo (Nicolás, el murciano, bueno, de La Puebla de don Fadrique) me lo recitaba a mí y yo a él, y así se lo ha aprendido, en plan Fahrenheit 451

 

Y, sin embargo, lo más gracioso, es que el niño ha detectado que, con tanta recitación, quema la sangre de su hermana y de su madre, incluso de su abuela, y de su abuelo, y recita por eso cada vez con más ganas. Ha descubierto que en la vocación de poeta hay un componente esencial de enervar un poco y tocarle la moral a la sociedad circundante. Que uno es poeta contrapelo siempre. Y que eso es divertidísimo (además del sofá).

f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%