Reseñas

Los chicos de la Nickel

Colson Whitehead
Año de Publicación
2020
Categorías
Sinopsis
Una de las 10 mejores novelas de la década pasada según la revista Time. El autor de El ferrocarril subterráneo (Premio Pulitzer 2017) vuelve a ganar el Pulitzer con la estremecedora historia de dos amigos que luchan por su supervivencia. Bestseller de The New York Times Premiado con The Kirkus Prize Nominado al National Book Award y finalista del National Book Critics Circle Award Mejor libro de 2019 según Time. Entre los 10 mejores libros de 2019 según Publishers Weekly. Entre los 20 mejores libros de 2019 según Amazon y Apple. Entre los 10 mejores libros de 2019 según los libreros de Barnes &Nobles Desde pequeño, Elwood Curtis ha escuchado con devoción, en el viejo tocadiscos de su abuela, los discursos de Martin Luther King. Sus ideas, al igual que las de James Baldwin, han hecho de este adolescente negro un estudiante prometedor que sueña con un futuro digno. Pero de poco sirve esto en la Academia Nickel para chicos: un reformatorio que se vanagloria de convertir a sus internos en hombres hechos y derechos pero que oculta una realidad inhumana respaldada por muchos y obviada por todos. Elwood intenta sobrevivir a este lugar junto a Turner, su mejor amigo en la Nickel. El idealismo de uno y la astucia del otro les llevará a tomar una decisión que tendrá consecuencias irreparables. Después de El ferrocarril subterráneo, Colson Whitehead nos brinda una historia basada en el estremecedor caso real de un reformatorio de Florida que destrozó la vida de miles de niños y que le ha hecho merecedor de su segundo premio Pulitzer. Esta deslumbrante novela, a caballo entre el momento presente y el final de la segregación racial estadounidense de los sesenta, interpela directamente al lector y muestra la genialidad de un escritor en la cima de su carrera.

Cómo sobrevivir a un reformatorio

Temática:
Black lives matter
Te gustará si te gustó:
El ferrocarril subterráneo
Dónde leerlo:
En la comodidad burguesa de un sofá mullido
Acompáñalo de:
Una Coca Cola, el símbolo del triunfo en América

Esta novela con la que Colson Withehead ha podido lograr su segundo Pulitzer -el primero lo obtuvo por una de factura similar, El ferrocarril subterráneo, hace tres años- es de una actualidad inusitada. Llega hasta el corazón de la división racial que sufre el país desde su fundación, un problema que, lejos de paliarse en las últimas décadas, se ha agravado. Como otros autores contemporáneos -por ejemplo, la africana Chimamanda Ngozi Adichie- los miembros de las minorías no dudan en cuestionar el famoso “sueño americano”, realizable únicamente para los privilegiados o para quienes tienen suerte, porque el resto debe afrontar una lucha sin cuartel contra los estereotipos y la marginalización. 

 

Puede que la narrativa belicosa no sea acertada y que, en realidad, lo que explica la disparidad entre blancos y negros sea, más que los prejuicios, el resultado de una desigualdad anterior. Withehead tampoco entra en ello ni se pronuncia sobre los sucesos ocurridos recientemente, es decir, sobre la muerte de negros a manos de la policía o los disturbios. A través de un protagonista bien perfilado y que deparará sorpresas al lector, el novelista americano cuenta la historia de lucha y superación de quien es inocente, pero se halla inexorablemente cosido a ese cruel destino que supone estar siempre en el lugar equivocado. 

 

Es un error lo que conduce al niño de color que sueña con un futuro, educado al calor de la voz poderosa de Martin Luther King, a la Academia Nickel, un reformatorio que asegura enderezar a quienes han perdido la senda del bien, aunque esto último exija los castigos menos educativos que quepa imaginar. Tampoco rodeado de la brutalidad, ni siquiera en el centro mismo de un infierno repleto de discriminación y hostilidad hacia quienes menos culpa tienen de su propia desorientación, Elwood Curtis, que es el nombre que Withehead da al protagonista, desencamina su voluntad de convertir el mundo en un lugar más humano o menos adverso para quienes comparten su mismo color de piel. 

 

La prosa de Withehead es rica y la narración avanza y retrocede, en un empleo magistral de los flashbacks. A la infausta trayectoria biográfica de Curtis se une la de sus compañeros, en especial, la de Turner, que es el encargado de pinchar la pompa de jabón en la que vive ingenuamente Curtis. Una novela, en definitiva, rica y especialmente atractiva para entender el pasado reciente de Estados Unidos y su futuro más próximo. 

 

 

 

f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%