Reseñas

La marquesa de O y otros cuentos

Heinrich Von Kleist
Editorial
Valdemar
Año de Publicación
2007
Categorías
Sinopsis
Para Heinrich von Kleist (1777-1811) una novela consistía en la narración de un -acontecimiento inaudito-, según la definición de Goethe. Sus personajes son héroes hamletianos sometidos a los imponderables del destino, enfrentados a situaciones límite que les plantean retos existenciales que surgen del caos. El presente volumen reúne toda la obra narrativa de Kleist: dos novelas cortas: Michael Kohlhaas y

Droga dura 

De qué va:
Conjunto de relatos
Te gustará si:
El abismo te parece cosa digna de ver
Dónde leerlo:
Al borde de un acantilado
Acompáñalo de:
Alcohol medicinal con dos cubitos de hielo

No me verán recomendar nunca la obra de un romántico; menos aún si el romántico en cuestión, para colmo de males, es alemán. Demasiada intensidad habría ahí. Así que no, nunca, jamás; salvo que el romántico sea Heinrich von Kleist, alemán e intenso como pocos. A ese sí, a Kleist sí, aunque con las reservas naturales de saber que se trata de droga dura, y no por su complejidad, que no es tanta, sino por un patetismo tan extremado, tan pasado de rosca, que si bien a mí me resulta subyugante, entiendo que no así a todos. Kleist estaba absolutamente loco, pero de una manera que me hipnotiza. Es como si su locura la causara haber vislumbrado algo que, por nuestro bien, debería permanecer oculto.

Además de varias obras de teatro, escribió 8 relatos, 8 criaturas abisales, improbables, monstruosas. Relatos que no pertenecen al ámbito orgánico, que no son de este mundo aunque estén en él, que no fluyen, no crecen; tampoco se corrompen. Son historias ásperas, peligrosas, angulosas, quebradas como un desfiladero.

Como todos sus relatos darían para una novela de 500 páginas, a menudo avanza a velocidad de crucero, notarialmente, con un punto de vista altísimo, propio de un ángel terrible, de un ángel que no llora. Y de repente, cuando ibas tranquilamente disfrutando del paisaje, el suelo se abre con estrépito y surge lo sublime, lo siniestro, lo más hermoso, siempre lo impensable. Entonces sus ficciones se ponen al rojo vivo y parecen capaces de derretir los pilares de la existencia.

Los hilos de sus relatos son movidos por algo que no se sabe si es fatalidad o providencia, algo que, en cualquier caso, es obra de un dios cristiano, pero extraño, entrevisto en lo que pueda tener de cegador, abrasador e intraducible. Desde luego su voluntad existe, pero no se puede escudriñar ni pensar, solo esperar a que se manifieste. Y cuando se manifiesta, que siempre lo hace, toca resguardarse y castañear los dientes. Su abrazo, su mano extendida es temible y puede llevar a todo un pueblo a cantar durante horas el Gloria con los ojos en blanco y los pulmones descosidos.

La forma, por su parte, es irregular, aunque con indudables golpes de genio. Kleist no era Goethe, no poseía una mente armónica y prodigiosa capaz de ser brillante de la mañana a la noche. No; era un hombre, y como el hombre la prosa, tortuoso, desproporcionado, lleno de subordinadas que subordinan y vuelven a subordinar para exasperación de los pocos que le rodeaban y los menos aún que le leían. Pero cuando uno está a punto de desistir y dejar al loco con sus locuras, algún diablo se asoma, lo mira, le deja caer en la cabeza una cerilla encendida y entonces Kleist arde de puro genio; no ingenio, sino genio, que nada tiene que ver una cosa con la otra.

Acabo, pero no sin disculparme por los muchos adjetivos que contiene esta reseña, consecuencia en parte de mi torpeza y en parte de intentar abordar lo incalificable. Por último, si usted no lo ha leído y se anima por esta reseña, desde aquí, de parte de quien ya no puede sino releerlo, atentamente, mi envidia. 

 

Editorial
Valdemar
Año de Publicación
2007
Categorías
Sinopsis
Para Heinrich von Kleist (1777-1811) una novela consistía en la narración de un -acontecimiento inaudito-, según la definición de Goethe. Sus personajes son héroes hamletianos sometidos a los imponderables del destino, enfrentados a situaciones límite que les plantean retos existenciales que surgen del caos. El presente volumen reúne toda la obra narrativa de Kleist: dos novelas cortas: Michael Kohlhaas y
También te puede interesar
f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%