Reseñas

La casa de las miradas

Daniele Mencarelli
por:  
Esperanza Ruiz
Editorial
Encuentros
Año de Publicación
2020
Categorías
Sinopsis

Daniele es un joven poeta en profunda crisis, trastocado por una «enfermedad invisible» que le ha generado una fuerte dependencia del alcohol y ha arrastrado a su familia a habitar un infierno. Sin embargo, la oportunidad de un trabajo en el servicio de limpieza en un hospital pediátrico de Roma abrirá una perspectiva nueva en su vida. El hospital se convertirá para Daniele en una casa particular, en la que irá encontrando miradas que le herirán y le empujarán a plantearse preguntas incómodas sobre el sufrimiento y el dolor. Pero que también le brindarán respuestas. Con la precisión y la maestría propias del poeta, Daniele Mencarelli nos ofrece este impactante relato de tintes autobiográficos con el que transitar el portentoso camino de quien vuelve a nacer tras vivir inmerso en una espiral de soledad, abandono y oscuridad. «La belleza absoluta y la magia de la palabra escrita están en este libro». (Elena Giorgi, La lettrice geniale). «Mencarelli nos enseña, como solo puede hacerlo quien ha sido golpeado por la vida, qué difícil pero qué necesario es escribir la alegría, describir el propio renacer». (Davide Brullo, Il Giornale). «Cuando un poeta se pone a escribir una novela y tiene una historia impactante que contar, el resultado es una pequeña obra maestra». (Daria Bignardi, Vanity Fair). Daniele

Días de vino y miradas

Temática:
Biografía de cómo superar una adicción
Te gustará si:
Te gustan las historias de esperanza y segundas oportunidades
No lo leas si:
Estás en proceso de rehabilitación
Acompáñalo de:
Un vaso de agua

El trastorno límite de la personalidad es considerado, dentro de las enfermedades mentales, el paradigma de los desórdenes que afectan al comportamiento y las emociones. Daniele Mencarelli (Roma, 1974) lo padeció en su juventud y describe, desde la edad adulta, el pozo rebosante de inestabilidad afectiva y psíquica que marcó su veintena. Sin escatimar miserias y desde la honestidad, el poeta decide abrirse en canal y contar su camino hacia la libertad en La casa de las miradas.

La biografía novelada de Mencarelli vio la luz en Italia en 2018 y en noviembre de 2020, tras haber vendido más de 50000 ejemplares en el país alpino, ediciones Encuentro ha publicado su traducción en España. Se trata de la primera novela del autor, que ya tenía en el mercado varios libros de poemas y un cuento de Navidad. Su debut va acompañado de un gran éxito comercial pero también de crítica, resultando La casa de las miradas galardonada con algunos premios literarios de importancia. La condición de poeta del escritor, como no podía ser de otra manera, no sólo forma parte de la propia acción narrativa sino que impregna la escritura. Mencarelli, el poeta, escribe sobre Daniele, poeta.

La enfermedad mental de Daniele venía fully equipped: tendencias suicidas, alteraciones emocionales, adicción a tóxicos, pérdida del sentido de la vida e incapacidad para reaccionar y sobreponerse a la melancolía. El autor retrata con toda crudeza cómo el vino blanco se convierte en el único bálsamo que le proporciona paz y olvido. Su única búsqueda se dirige a aquello que le permite ser tabula rasa. La necesidad de no tener nada en la mente es tan imperiosa que siendo consciente de que tras la borrachera acabará empotrando su coche contra un árbol, a puñetazos en una pelea o atado a la cama de un hospital, lo da por bueno. Cualquier cosa es mejor que recordar. Vaciar la botella para desalojar recuerdos.

Las terapias de todo tipo han fracasado en su caso, los médicos y los fármacos ya no creen en Mencarelli. Su trato temerario con la muerte presagia un final desgraciado que aliviaría a todos y privaría al mundo de un poeta, un hijo y hermano, un hombre bueno.

En un momento de lucidez, en un arrebatador instinto de supervivencia, Daniele decide pedir ayuda al único amigo que le queda, un editor de poesía, para encontrar trabajo. Éste llega en una cooperativa de servicios de limpieza que se encarga del mantenimiento del hospital romano Bambino Gesù. Ni por un momento el autor piensa ahorrarnos un detalle de la oscuridad en que vive, consiguiendo de este modo que el lector se haga cargo de lo inaudito de su transformación, alcanzada por el trabajo duro y a través de sus compañeros de fatigas y fregonas, las miradas de los enfermos ingresados y el sostén de los suyos.

En efecto, Daniele no fue abandonado a su suerte durante los cuatro aciagos años que duró su enfermedad. A pesar de las veces que su situación llevó al límite a su familia: su madre llega a ir con él a un puente, darle la mano y pedirle que saltaran. Su padre, a gritarle atrocidades. Pero permanecen. Ella, durmiendo en las escaleras que acceden a la habitación del joven, vigilante para impedir que se autolesione. Él, sobreviviendo extenuado.

Mencarelli no es un monstruo. Su corazón se desgarra con cada decepción o daño que inflige a su familia pero su extrema sensibilidad lo controla todo, le desborda de dolor y le deja inoperante, incluso por encima del perjuicio irreparable que causa a aquellos que ama y quisiera proteger con su vida.

Aunque hay un claro punto de inflexión, la recuperación de Daniele se va fraguando con cada encuentro, con cada historia, con cada día que decide ponerse a salvo y con cada caída que no es respondida con rechazo. El proceso interior se construye desde el primer día, cuando el joven operario de limpieza se topa con la realidad de una niña fallecida en el hospital, hasta el día de la mirada definitiva. Pasando por la muerte de un compañero de trabajo al que, apenas sin haber hablado, Mencarelli reconoce como “uno de los suyos” en la adicción. Pasando también por el nacimiento del sentimiento amoroso, inequívoco signo de lucha por la vida. Pasando por la extraña e inquietante relación que entabla con uno de los niños internados del que desconoce todo.

Y un día llega esa mirada. A partir de ella Daniele decide curarse; asiste asombrado a la mirada ajena y sobre otra persona que le hace comprender el valor y la dignidad infinita de cada ser humano, independientemente de las circunstancias. Sin casos perdidos y a fondo perdido. Una mirada que rompe el círculo de autodestrucción, que ve más allá. Una mirada cargada de osadía, de valentía y amor. El protagonista llega a preguntarse si no será cinismo lo que configura esa visión sobre alguien desahuciado. Pero no, se trata de una mirada que ignora la enfermedad, que no repara en exteriores y sólo ve lo nuclear. Además, lo hace sin el esfuerzo de quien tiene el ojo acostumbrado a ver más allá de lo que los demás, ciegos y ebrios –no de vino blanco- sino de superficialidades, contemplamos en el prójimo. Él por su parte, también ha sabido ver todas las miradas en el Bambino Gesù. La suya estaba pues entrenada para reconocer allí donde se le ofrecía salvación.

Esta historia de esperanza, de segundas oportunidades y transformación tiene bellos momentos poéticos y enseñanzas vitales para quien se adentre en ella con la mirada adecuada. Como todo en la vida.

“Es bello ver cómo renacen las cosas, hacer que vuelvan a resplandecer como cuando eran nuevas requiere esfuerzo, determinación, pero el resultado es un insulto al tiempo, que querría pasar por encima de todo, mandar siempre”.

 

Editorial
Encuentros
Año de Publicación
2020
Categorías
Sinopsis

Daniele es un joven poeta en profunda crisis, trastocado por una «enfermedad invisible» que le ha generado una fuerte dependencia del alcohol y ha arrastrado a su familia a habitar un infierno. Sin embargo, la oportunidad de un trabajo en el servicio de limpieza en un hospital pediátrico de Roma abrirá una perspectiva nueva en su vida. El hospital se convertirá para Daniele en una casa particular, en la que irá encontrando miradas que le herirán y le empujarán a plantearse preguntas incómodas sobre el sufrimiento y el dolor. Pero que también le brindarán respuestas. Con la precisión y la maestría propias del poeta, Daniele Mencarelli nos ofrece este impactante relato de tintes autobiográficos con el que transitar el portentoso camino de quien vuelve a nacer tras vivir inmerso en una espiral de soledad, abandono y oscuridad. «La belleza absoluta y la magia de la palabra escrita están en este libro». (Elena Giorgi, La lettrice geniale). «Mencarelli nos enseña, como solo puede hacerlo quien ha sido golpeado por la vida, qué difícil pero qué necesario es escribir la alegría, describir el propio renacer». (Davide Brullo, Il Giornale). «Cuando un poeta se pone a escribir una novela y tiene una historia impactante que contar, el resultado es una pequeña obra maestra». (Daria Bignardi, Vanity Fair). Daniele

f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%