Reseñas

Canción de Navidad

Charles Dickens
Editorial
Kalandraka
Año de Publicación
2020
Categorías
Sinopsis
Una de las obras favoritas de Charles Dickens, ahora en edición adaptada e ilustrada. Edición especial conmemorativa. Incluye una felicitación navideña para enviar por correo postal. El título de la obra se refiere a un villancico navideño. Charles Dickens es un maestro en recoger ese ambiente en el que el espíritu de la Navidad lo invade todo. De la mano de tres espectros, los de las Navidades pasadas, presentes y porvenir, penetramos en las casas de la burguesía y de la clase humilde, paseamos por las calles de Londres y nos cruzamos con sus gentes. Entre todos los personajes de esta fábula moral, dos se han convertido en prototipos: el señor Scrooge, el protagonista, cuyo nombre ha pasado a ser sinónimo de gruñón y tacaño, y Tiny Tim, el pequeño enfermo y desvalido, y, como todos los niños pobres, el predilecto del autor.

La moraleja de la Navidad

Temática:
Ebenezer Scrooge vive amargado y haciéndole la vida más difícil a los que lo rodean hasta que unas navidades recibe la visita del fantasma de su antiguo socio y de tres espíritus navideños
Te gustará si:
Te gustan las historias de siempre, bien contadas y con moraleja
Dónde leerlo:
Delante de un buen fuego o debajo de una manta suave
Acompáñalo de:
Un chocolate caliente

Llevo varios días paseándome por la casa con Canción de Navidad, de Charles Dickens. Es una edición muy bonita y muy cuidada de Kalandraka, perfecta para un regalo o para darle cierta importancia a sentarse delante de la chimenea y leerle a tus hijos o a tus sobrinos. De tapa dura, con las ilustraciones que hizo Roberto Innocenti en 1990, es de formato grande pero no incómodo.

Debo decir que yo tenía a este libro en la misma categoría que Heidi, Mary Poppins o Los tres mosqueteros, es decir, entre esos que una piensa que conoce ya porque ha visto la película, o la serie o los dibujos animados –son muchos años de ver a Mickey Mouse y al pequeño Tim con la muletita de madera, y eso que me he perdido las siguientes versiones de Disney–. Pensé que a mis hijos les habría pasado lo mismo y que les iba a dar bastante igual. Pero, para mi sorpresa, no tenían ni idea de qué libro era este, no les sonaba de nada la historia y algo han debido ver en las ilustraciones de Innocenti que les ha llamado la atención, porque los dos se han arrellanado bien a gusto conmigo para que les fuese contando sobre el amargado de Scrooge y su redención vía los espíritus de las navidades pasadas, presentes y futuras. Creo que el comentario «Es como el Grinch, mamá» nos da una medida muy precisa de cuán perdidos andaban, aunque su madre desde luego no tenía tampoco mucho de qué presumir porque reconozco que a mí hasta este año no me había dado por leérmelo.

Canción de Navidad se publicó por primera vez en 1843. Me gusta echarle un ojo a las reseñas antiguas de los clásicos, cuando se puede, y sobre todo si son de la revista The Atlantic, mis favoritas. No creo que yo pudiera hacer un mejor trabajo que el que hicieron ellos en su reseña de 1868, así que me van a perdonar que traduzca un párrafo que creo que transmite muy bien la importancia de este libro, y es que al final los clásicos lo son por algo. En ella empiezan diciendo que, por supuesto, se puede leer en cualquier época del año, pero que si lo lees en Navidad, «a medida que vas pasando sus páginas mágicas, oyes la queja del viento invernal de medianoche, el susurro leve de la nieve que cae, el chasquido del granizo en las ramas desnudas y en los cristales de las ventanas, y el lejano clamor de los mares tempestuosos; pero, además, te asoma a habitaciones calentitas y acogedoras, con las cortinas cerradas a la noche y la tormenta, donde las luces alumbran brillantes y el sonido de la música alegre se mezcla con el más alegre sonido de la risa, y todo es calidez y bondad y alegría contenta, y a la vista de estas imágenes sientes de lleno la realidad del frío y la necesidad y la pena en contraste con la calidez y la comodidad, y reconoces de nuevo el deber sagrado de esforzarte, de todos los modos posibles, por intentar proporcionarle a cada ser humano una casa alegre y un lugar feliz junto a la chimenea. La santidad de ese deber es la moraleja de la Navidad, y de Canción de Navidad».

Entre las prisas y las compras de última hora, las comidas y cenas que se cancelan, los planes que se van cayendo y los regalos que se quedan esperando un momento más tranquilo para llegar a aquellos para quienes los buscamos, no hay nada como detener el tiempo –o que lo parezca– entre las páginas de un libro que nos recuerda, por mucho que nos resistamos, en qué consiste de verdad el espíritu de la Navidad: el de las pasadas, el de la de este año y el de las que están por venir.

Editorial
Kalandraka
Año de Publicación
2020
Categorías
Sinopsis
Una de las obras favoritas de Charles Dickens, ahora en edición adaptada e ilustrada. Edición especial conmemorativa. Incluye una felicitación navideña para enviar por correo postal. El título de la obra se refiere a un villancico navideño. Charles Dickens es un maestro en recoger ese ambiente en el que el espíritu de la Navidad lo invade todo. De la mano de tres espectros, los de las Navidades pasadas, presentes y porvenir, penetramos en las casas de la burguesía y de la clase humilde, paseamos por las calles de Londres y nos cruzamos con sus gentes. Entre todos los personajes de esta fábula moral, dos se han convertido en prototipos: el señor Scrooge, el protagonista, cuyo nombre ha pasado a ser sinónimo de gruñón y tacaño, y Tiny Tim, el pequeño enfermo y desvalido, y, como todos los niños pobres, el predilecto del autor.
También te puede interesar
f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%