Noticias

Marcelo Gullo: «España no conquistó América, España la liberó, liberó a América del canibalismo»
LEYENDA NEGRA
por Beatriz Rojo
18 de agosto de 2021
Marcelo Gullo: «España no conquistó América, España la liberó, liberó a América del canibalismo»

Académico, historiador, analista, consultor, este argentino creador de la teoría de la insubordinación fundante ha emprendido su propia cruzada en busca de la verdad. Hastiado de una mentira mil veces repetida, Marcelo Gullo se ha propuesto con “Madre patria” dar a conocer la verdad de lo ocurrido durante la colonización y conquista de América. Lo hace con hechos, desmontando falacias y poniendo negro sobre blanco la heroicidad de los conquistadores españoles, a quienes lejos de las tropelías que les atribuye la leyenda negra, adorna con las mayores gestas heroicas en la historia de una conquista. Argentino de nacimiento y español de corazón, gracias a una abuela adoptiva oriunda de Miranda del Castañar (Salamanca), se enfrenta estos días a los ataques furibundos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por tratar de restablecer la verdad histórica de la conquista española de América.  

Madre patria
Marcelo Gullo
21,90€

 

Para todos aquellos que no estén familiarizados con lo que es la leyenda negra ¿En qué consiste brevemente la leyenda negra?

La leyenda negra consiste en la mentira más grande elaborada en la historia de la humanidad. Es la falsa historia de la conquista española de América que yo siempre lo resumo diciendo que es la obra más genial del marketing político británico, la primera gran fake news de la historia. En resumen: la mentira más grande de la historia de la humanidad. Escrita justamente por los enemigos de España. Por aquellos que querían destruir España. Querían destruirla el imperio inglés, el imperialismo inglés, y como no podía hacerlo mediante la fuerza, mediante la acción militar, decide emprender una campaña de propaganda política para aniquilar a España en el resto del mundo. Lo curioso es que al cabo de un tiempo no sólo los otros europeos creyeron esta mentira hecha por Inglaterra de la falsa historia de la conquista española de América, sino que al paso del tiempo increíblemente fueron los mismos españoles los que creyeron la mentira que se decía sobre España.

De eso le quería preguntar ¿Por qué cree que los españoles, que son las víctimas, lejos de combatir estas falacias, las asumen, las dan por buenas e incluso se indignan con todos aquellos que se atreven a poner en entredicho esta versión de la historia?

Bueno, históricamente,- la historia lo explica todo,- tenemos que remontarnos al cambio de dinastía, cuando de la dinastía de los Austrias se pasa a la dinastía de los Borbones. Hay que entender que al trono de España llega el nieto del rey de Francia, es decir, que al trono de España llega una monarquía que había odiado a España y éste, que era un francés, va a gobernar durante 40 años y durante esos años en todos los teatros de Madrid, que eran como los cines ¿no es cierto? o el Netflix de la actualidad, se encarga de que a todas horas prediquen la leyenda negra en el propio Madrid, en la propia Barcelona. Ahí indignamente, indignamente, una parte de la nobleza española asiste a esas obras de teatro y se congratula con esto y esto fue corriendo hacia abajo, porque si desde la misma Casa Real, desde la misma nobleza se admitía esta falsa historia la gente dijo: “bueno, todo debe de ser cierto.”, ése es el origen. Después tenemos que remontarnos a los tiempos modernos cuando erróneamente una parte de la izquierda española cree que defender la conquista española de América, -que en realidad no fue conquista sino que fue liberación-, se entiende como defender a la derecha o defender al franquismo y esa equivocación de la izquierda hace que entonces España, crea la leyenda negra, es decir, la falsa historia que sus enemigos cuentan de España.

 

En el libro hace hincapié también en la importancia del pasado de una nación en su presente y en su futuro. ¿Qué consecuencias de la leyenda negra estamos sufriendo a día de hoy?

La consecuencia más importante es que los españoles no se están dando cuenta que están al borde del Titanic, ha chocado contra un iceberg que inevitablemente va a hundirse cuando es la propia clase política española la que asume la leyenda negra. La izquierda porque cree que tiene que ver con el franquismo, y no tiene nada que ver, y la derecha porque tenía vergüenza. ¿Qué pasó?: surgieron los nacionalismos locos periféricos como el catalán que dijeron “¡Ahá,  así como España conquistó América, conquistó Cataluña. España es un monstruo que conquistó América, España es un monstruo que conquistó Cataluña. Nosotros no queremos ser parte de ese monstruo.” Entonces comenzaron a adoctrinar a los niños en esa falsa historia de la conquista española de América y en esa falsa historia de la supuesta conquista española de Cataluña, que no existió porque Cataluña era España y España era Cataluña. Nos encontramos al final de 40 años de adoctrinar a los niños en eso, en el odio a la lengua común y en el odio a España como si eso no fuera España. Inevitablemente cuando esos niños se hacen grandes y sus hijos se hacen grandes reclaman la independencia, inevitablemente. España va camino a su fragmentación territorial. Ésa es la consecuencia política de haber admitido la leyenda negra.

 

Además de todo lo que ocurre en Cataluña, usted también dice que las hambrunas de Venezuela, la corrupción en México o en Argentina, la miseria en Cuba, los movimientos indigenistas… Todos ellos son consecuencia indirecta de la leyenda negra. ¿Podría explicarnos de qué manera la tergiversación deliberada de la historia pero de una historia que ocurrió hace más de quinientos años puede influir en situaciones políticas y en la inestabilidad del ajedrez mundial actual? ¿De qué manera puede tener tanta fuerza la leyenda negra como para influir tan directamente en el presente?

La falsa historia siempre conduce a la falsa política, porque la falsa historia implica que una persona perdió la memoria. Cuando una persona pierde la memoria es otro quien construye su memoria, y quién construye la memoria le hace ir adonde él quiere, porque si usted no tiene memoria no sabe ni de dónde viene. Porque si sale de un bar y le dan un golpe en la cabeza, y se encuentra a un extraño que le dice “no vives en Madrid, vives en Zaragoza” entonces se va a Zaragoza y su vida cambia por completo. La leyenda negra llegó a la prédica del indigenismo, a la idea de que en América había un paraíso antes de que España llegara, un paraíso que fue destruido por España y  donde las naciones indígenas vivían y comían y danzaban alegremente cuando en realidad era un infierno. A partir de que uno cree eso dice: “bueno, entonces hay que rechazar todo lo que España trajo: su lengua, su valor… y hay que volver a crear naciones indígenas” ¿Y eso a qué lleva? lleva a la fragmentación territorial de Chile, de Argentina, de Colombia. Y es lo que estamos viendo, estamos viendo manifestaciones indigenistas en Colombia, Chile… producto de la ignorancia y producto también de la malicia, porque hay algunos que son ignorantes y otros que son mercenarios.  La actual presidenta de la Asamblea Constituyente de Chile no es ignorante, sabe la historia y miente a propósito, miente a propósito porque los mapuches en realidad araucanos se mantuvieron firmes a España hasta 1830, a la Guerra de la Independencia. Pero mienten a propósito, mienten a propósito con el fin de desestabilizar la República y crear repúblicas indígenas que harán de nuestra república, repúblicas más débiles, porque seremos, una vez que nos fragmenten, segmentos anónimos del mercado mundial. 

 

Nos ha dicho antes Marcelo que a su juicio la leyenda negra se trató de la mayor y más brillante operación de marketing político británico donde también entraron el gobierno francés, la casa de Orange… ¿Qué interés tenían ellos en denigrar de esa forma la imagen de España?, ¿Qué conseguían con ello?

Entraron todos los enemigos de España, porque la política internacional es una lucha por el poder donde los estados que compiten utilizan la propaganda política para dañar a sus enemigos. Fundamentalmente su objetivo era eliminar el poder político de España. Empieza la casa de Orange ¿no es cierto? pero donde la leyenda negra se va a hacer geopolítica, se va hacer política de Estado para justificar su acción política es en Gran Bretaña y esto los españoles lo ignoran y creen que fue solamente Francia, creen que fue solamente la casa de Orange, pero no. Donde se hace geopolítico, donde se va a decir: “Señores ésta es la herramienta para derrotar al Imperio español: tenemos que adoctrinar la leyenda negra a los criollos, que son hijos de españoles, para que crean esta historia y se subleven”  es justamente en Gran Bretaña. Lógicamente Gran Bretaña tenía un interés muy preciso, ¿Cuál era ese interés? pues bien, el único mercado mundial que había, el de África no existía, no era Asia, era Hispanoamérica. Inglaterra quería quedarse con el mercado hispanoamericano para vender sus productos industriales y hacerse rica vendiendo sus productos, pero también para convertirse en la primera potencia mundial y para eso tenía que destruir la unidad del Imperio español.

 

En “Madre Patria” usted no sólo desmonta la leyenda negra, sino que ensalza el papel de España en la conquista, calificándola de enorme hazaña militar. Considera que dejaron un riquísimo legado y atribuye a los ingleses el comportamiento despiadado y sanguinario del que acusan a los conquistadores españoles. ¿Podría recordarnos algunos episodios del ejemplar comportamiento de España, frente al despiadado y sanguinario comportamiento de los anglosajones?

Sí, de esto no hay duda porque tenemos primero un gran equívoco, tenemos un equívoco etimológico. Porque España no conquistó América, España liberó América. Es imposible pensar que Cortés con apenas 300 hombres, aunque estuviesen armados de fusiles automáticos, pudiese derrotar a un ejército de 300 000 hombres feroces y valientes como eran los aztecas. 

 

Es decir, que estaban deseando que alguien llegara y les ayudara ¿no?

Claro. Porque en realidad México no existía, lo que existía eran 110 naciones, una nación o persona que oprimía a 100 naciones más como eran los aztecas. ¿Pero qué les sacaban? Les sacaban materias primas, y les sacaban vidas de sus manos. Lo que ocultan los progresistas es que los aztecas comían y cenaban carne humana, le quitaban a los pueblos a sus hijos, a sus nietos, a sus hermanos para llevarlos a sus templos y sacrificarlos, pero no solamente por el global, porque después vendían las partes de su cuerpo como si fueran trozos de cerdos o de pollo. Dicen que la carne humana era la principal alimentación. Cuando Cortés llega les dice: “Señores ahora voy a mandar yo pero yo les garantizo una cosa,  que nunca más van a hacer sacrificios humanos, que nunca más se los van a comer.” Y entonces Cortés juntó a un ejército de 300.000 hombres, de los pueblos oprimidos aztecas. España no conquistó América, España la liberó, liberó a América del canibalismo, la liberó de la antropofagia, porque también el pueblo guaraní vivía en guerra permanente unos con otros y eran antropófagos. El imperio inca no era un imperio donde reinaba la felicidad y la abundancia, sino que era un imperio opresor que había oprimido por ejemplo a los huancas,a los chachapoyas…, y lo que hizo Pizarro fue unir a los pueblos que habían estado oprimidos por los incas- que hacían tambores con la tripa de sus enemigos, con la piel de sus enemigos,- y derrotarlos. Es decir, España libera al Perú, libera a México, libera al resto de América del canibalismo, de la antropofagia y está clarísimo que esto es así porque está ahí. 

Cortés, que tuvo un hijo mestizo, lo cría con la mejor educación posible, lo convierte en el compañero de juegos nada menos que del futuro emperador de España: Felipe II. ¿Dónde está el racismo? porque si el hijo mestizo era de Cortés se entiende que era compañero de juegos del emperador porque hubo mestizaje, mientras que en América del Norte, la política es: “el mejor indio es el indio muerto”. En uno de los inviernos más feroces que conoce el espíritu de la humanidad, los caballeros británicos repartieron frazadas con virus de viruela para que los indios se infectaran de la viruela en América del Norte. Su política siempre fue la política de mercado: “el mejor indio es el indio muerto”. Eso es lo que inventan, pagar libras por cabezas humanas y por eso no hay prácticamente indios en América del Norte, porque la política fue de muerte. Los exterminaron. ¡Fue una política de exterminio! 

El emperador Carlos V hizo algo inédito en la historia:  paró la conquista, creó un comité de expertos para ver si lo que estaban haciendo era correcto o no, y de ahí aseguran, -asegura usted en su libro- que nace en la Universidad de Salamanca el Derecho Internacional y también como un germen de los Derechos humanos. En ese comité de expertos utilizan a una de las figuras que más ha contribuido a la creación de la leyenda negra: Bartolomé de las Casas. ¿Quién era este señor y cómo lo hizo y qué dijo para que se extendiera su teoría por encima de los demás? ¿Por qué triunfó la versión de Bartolomé de las Casas y por qué odiaba tanto a España este español?

Bueno, en el respeto a Bartolomé de las Casas está la grandeza de España. Es increíble esto porque aquí hay que situarse en una época en la que el rey está en Madrid, a miles y miles de kilómetros del escenario americano y aparece un sacerdote que dice que están cometiendo barbaridades, y ahí está la grandeza de España porque el rey le dice: “Bueno, venga a explicarnos qué está pasando, a ver según su opinión qué es lo que está pasando, y hasta que usted no explique lo que está pasando, suspendemos la conquista”. Esto es un hecho único en la historia de la humanidad. Pero pongámonos en la época ¿Cómo podían saber en Madrid lo que estaba pasando en América?, era dificilísimo, y aparece un hombre que dice estas cosas, dice barbaridades. ¡Es el gran mentiroso de la historia universal! A tal punto que cuando dice cuantos indios se mataban por día, los cálculos que dice no se habrían podido matar ni siquiera con una ametralladora automática, una persona no podría matar a tantos indios en un segundo como dicen. Pero, sin embargo, Carlos V lo escucha, se delibera en Salamanca, se pelean en Salamanca y ante la duda se para la conquista y nadie le dice nada, ni lo ofenden a él, ni lo castigan, ni nada. Siguió siempre diciendo lo que quiso. Ahora ¿Qué pasó en realidad? Este hombre tenía intereses particulares, la verdad es que estaba enamorado de un indio, lo cuenta Juan José Segre en sus libros. Y por eso inventa esta leyenda de la conquista española de América. Cuando los enemigos de España ven este libro, cuando la Casa de Orange ve este libro y los ingleses ven este libro se lanzan al libro de Bartolomé de las Casas como las moscas se lanzan a la miel y dicen: “Éste es el libro para destruir a España”, y hacen 40 ediciones traducidas al alemán, al inglés, al francés, en Holanda de la versión nefasta y falsa de la conquista hecha por Bartolomé de las Casas. 

 

¿Qué otros personajes de la historia han contribuido a perpetuar esta leyenda negra? ¿Nos puede dar algunos nombres?

Bueno, hubo miles de obras sobre esto, ya se me escapan de la cabeza, pero podemos decir que para poner un principio en la historia, y algo de la actualidad, tenemos desde Bartolomé de las Casas a la actual máxima autoridad política de España, que asume la leyenda completa. O sea tenemos desde Bartolomé de las Casas a Pedro Sanchéz…todos son una élite española que asume erróneamente esto. Con excepciones, claro, con la izquierda que hace el prólogo. En mi libro que está don Alfonso Guerra que desde la misma izquierda dice “bueno, hermanos paren ahora con esto, porque no tiene evidencia histórica, esto es absurdo.” 

 

También hace mucho hincapié en la importancia de diferenciar entre imperio e imperialismo para entender todo lo que ocurre en este embrollo en las indias ¿no? Tanto en el Norte como en Hispanoamérica, es importante entender la diferencia, ¿nos lo  podría explicar?

Estamos en presencia de dos conceptos de imperio. Un imperio generador, como lo era el español: que lo heredó de Roma. La idea de que cuando llegan y se encuentran otro pueblo se dicen “Hay que mestizarse, hay que transmitir la cultura y valores”. España nunca consideró América como un botín, ¡es falso eso!, apenas se llevaban un quinto a España y el resto se quedaba en América y podemos verlo porque permanecen 550 universidades, miles de hospitales que eran gratuitos para blancos, niños y negros, porque no hacían distinción de raza alguna. Quedaron 40 ciudades que eran más modernas que las de Europa. España funde su sangre con América, España transmite su cultura, crea universidades, crea colegios, crea hospitales… Es un imperio generador. 

 

En cambio, los imperios depredadores son imperialismos. El imperialismo es la acción política del imperio devorador, por eso Inglaterra – que es un imperialismo- tiene dos políticas, ¿Cuáles? primero: el exterminio de la población del lugar donde y segundo el apartheid. Si son pobres como en América del Norte les exterminan, si son muchos como en Sudáfrica les apartan, nunca se mezclan cuando llegan, nunca les dan escuelas, ni un hospital. La política es: mejor el indio si el indio esta muerto, mejor el negro si el negro es segregado,  y eso hicieron en Sudáfrica porque no podían matarlos, ahí hay un imperialismo. 

 

La figura clave es -como pongo en el libro- el General Caster.  En Estados Unidos el General Caster se cansaba de matar indios y por supuesto fuertes e importantes monumentos llevan su nombre hoy en los Estados Unidos, eso es imperialismo. El imperialismo es exterminio o segregación y si no se podía exterminar ni segregar entonces se explotaba a ese pueblo y se les  robaba todo lo que tenían. ¿Qué fue lo que hicieron los holandeses que eran un gran imperialismo, en Indonesia por ejemplo? No dejaron ni una escuela, ni una iglesia, ni un hospital, no podían matarlos ni segregarlos porque eran muchos, entonces los explotaron hasta el último momento.

 

Usted asegura que la Unión Europea, más pronto que tarde, va a tener que hacer frente a este problema demográfico de envejecimiento de la población europea y está convencido de que para que España siga siendo España sería necesaria una inmigración procedente de Hispanoamérica. ¿Porqué cree que una inmigración árabe o de los países del este o asiáticos sería peor para los intereses de los españoles?

Es evidente que hoy caminan por las calles de Zaragoza, caminan por las calles de Córdoba, de Sevilla, de Granada, nuevos inmigrantes que dicen: “estas ciudades fueron nuestras y volverán a ser nuestras”. Los españoles, que han sido adoctrinados en el odio a España y han sido adoctrinados en el no estudio de la historia,  no entienden el peso de la historia de los pueblos y no entienden el sentido religioso que otros pueblos tienen de la historia, de lo que pasó. Entonces, el antiguo invasor, que sí conserva la memoria histórica, y que entiende el peso de la historia, se pasea hoy por las calles de España, de Granada, de Sevilla, de Madrid, diciendo “estas calles fueron nuestras y volverán a ser nuestras”. ¡Es el fin de España! Cuando esa población sea más grande, sea mayoritaria van a decir: “Fueron nuestras y son nuestras” cuando se hagan con estas. 

 

Por eso, la única salvación que España tiene para seguir siendo España es una inmigración de Hispanoamérica, de españoles americanos, porque ambos somos españoles, hay españoles europeos y españoles americanos. 

 

Mucha gente se puede preguntar Marcelo que interés tiene alguien que -claro no es español,- ahora usted nos acaba de explicar que usted es español americano, pero ¿qué interés puede tener para alguien como es su caso, que es argentino, en desmontar la leyenda negra? ¿no tendría que ser un español?, es decir, ¿que gana un hispanoamericano desmontando la leyenda negra?

Miguel de Unamuno decía que el fin de la leyenda negra solo la podían hacer los hispanoamericanos, eso decía Miguel de Unamuno. Porque no hay mejor defensa que la que hace la supuesta víctima que se alce en defensa del supuesto verdugo.  En mi caso particular me alzo en defensa de la verdad, porque sólo la verdad nos hace libres, la mentira nos hace esclavos. La verdad nos hace bien y la mentira histórica nos hace esclavos. Tuve una abuela adoptiva Ricarda Marcos de Martín nacida en Miranda del Castañar, en Salamanca que me contagió el amor a la madre patria. 

Doña Ricarda Marcos de Martín (Miranda del Castañar, Salamanca) junto a su esposo, Pedro Martín.

En el libro vemos constantemente citadas diferentes fuentes de todo el espectro ideológico, vemos del marxismo al peronismo, ¿Qué corriente ideológica ha contribuido en mayor medida a perpetuar la leyenda negra?, porque vemos que en el libro también dice que desde Estados Unidos hasta la URSS, hasta el gobierno soviético, han contribuido a perpetuar esta leyenda, es casi la única vez en la historia en la que han estado de acuerdo en algo. ¿Cuál cree que ha sido la corriente ideológica que más ha contribuido a perpetuar la leyenda negra?

Es lo que yo denomino la “sonsera” española, que quiere decir que los mismos españoles no fueron capaces de defenderse de la falsa leyenda de la conquista española a América. La verdad es que nadie se atreve a decir hoy en España que el concepto de nación que tiene el nacionalismo catalán, el concepto de nación que tiene Leo Morales, los falsos indigenistas en América es lo mismo. Es un concepto de racismo, de una nación basada en la etnia. Tienen el mismo concepto Puidgdemont y Morales, el mismo concepto que tenía Hitler, la nación basada en la etnia. Y nadie se atreve a denunciar esto. ¿Y porque nadie se atreve a denunciarlo? Bueno, pues porque entre otras cosas supuestamente esto lo defendió la derecha, y lo defendió el franquismo, y entonces en España pasa que si Franco hubiese dicho que la tierra era redonda, hoy todos los españoles serían terraplanistas. Yo demuestro en mi libro que los más inteligentes pensadores de Hispanoamérica, marxistas, como fueron Juan José Hernández de Arregui, como fueron Jorge Abelardo Ramo, denunciaron la leyenda negra, pero señores estamos delante de una operatoria política que no tiene nada que ver con la historia, lo denunciaron incluso desde el marxismo. 

 

De todas las falacias inventadas y asumidas que aparecen en la leyenda negra ¿cuales son a su juicio las más flagrantes?

Sí, una es por ejemplo la del supuesto holocausto provocado en América, porque eso no existió, no existieron las cifras que dicen – provocando que un farsante cantautor argentino, que es Victor Aurelio, cante que se murieron 19 900 personas,-   es una cifra absolutamente irreal, sólo surge de la imaginación. Surge también de esa imaginación la idea de que había imperios fabulosos, se comía y bailaba alegremente en México y en Perú cuando en realidad el imperio azteca era un imperio antropófago. El imperialismo más atroz que había conocido la historia de la humanidad, en su defensa  alguien dijo: “¡ah pero había lindas pirámides!”  Es como defender a los nazis porque hacían autopistas, y las autopistas eran muy lindas pero mandaban gente a matar. Defender a los aztecas porque hacían lindas pirámides, sin entender que en esas pirámides se mataban a miles y miles de personas, no solo para sacrificarlos a los dioses sino también para después llevarlo a las carnicerías, es como el defender a los nazis por el tema de las autopistas.

 

De la extensisíma bibliología que vemos que ha utilizado en el libro, ¿ha habido algún libro que considere clave, fundamental, que recomendaría, además del suyo a cualquier persona que estuviese interesada en indagar en la leyenda negra?

Indudablemente “Imperiofobia”  de María Elvira  Roca Barea, es un libro imprescindible para ver todo esto.Y después libros que en España son de difícil acceso como los de Juan José Hernandez Arregui, que te muestra qué es ser nacional, donde se atreve a denunciar la conquista española de américa, se atreve a decir: “Señores, nosotros no somos latinoamericanos somos hispanoamericanos.”, cuando él mismo había usado ese término, pero él explica que después de mucho tiempo él se dio cuenta de su error y de que eso había sido obra del imperialismo francés. 

 

Imperiofobia y leyenda negra
Maria Elvira Roca Barea
34,00€

 

¿Cuál es el legado de los españoles en Hispanoamérica?

El principal legado es que se crea la hispanidad porque se funde. España se funde, funde su cultura en América. Un caso único en la historia, y ahí están como prueba el inca Garsilaso de la Vega, es la esencia, de lo que España hizo en América, es decir, un hombre que hablaba, escribía latín, hablaba y escribía español, hablaba y escribía italiano y hablaba y escribía quechua. Es decir que era cuatrilingüe, que conocía perfectamente la historia del Perú, la historia de España, y que traduce “La Divina Comedia” del italiano al castellano. Es el mestizo por esencia, es decir, España funde su sangre, funde su cultura, en algo superior a lo que existía, y ahí está la prueba porque para él el imperio era la patria. La hispanidad era una nación en ciernes, el imperio estaba engendrando una nación nueva, una nación que iba de los Pirineos al Pacífico, y de Alaska a Tierra del Fuego. Lo que pasa es que esa nación no puede ver su luz porque sufre un aborto, pero ahí estan las pruebas

 

Usted afirma que la leyenda negra ha entrado a formar parte del núcleo duro de lo políticamente correcto, esas cuestiones que nadie se atreve a contradecir , ¿que otras cuestiones cree que a día de hoy están metidas en ese núcleo duro, que no se puedan rebatir?

Bueno, la leyenda negra es el huevo de la serpiente porque de ahí surge todo, y ahora se añade el lenguaje inclusivo.  Quien habla mal después piensa mal, se deforma el idioma en la cabeza de los universitarios, hablando mal porque el que habla mal piensa mal. Cada uno con su vida puede hacer lo que quiera pero nadie tiene derecho a obligar a otro a decir lo que no es, entonces yo puedo decir, que existen hombres y mujeres pero si uno dice eso inmediatamente es expulsado de la universidad, expulsado y condenado al ostracismo. 

 

¿Qué hay que hacer para derribar la leyenda negra?

Lo que hay que hacer es… Bueno ¿Cómo empezó la leyenda negra?, la leyenda negra empezó con algo intelectual que después fue difundido por los medios de comunicación de su momento hasta el dia de hoy, y después fue enseñada esa mentira, creada artificialmente, fue difundida por los medios de comunicación y enseñada en los colegios y universidades. De hecho, contar la leyenda implica recorrer el mismo camino, es decir, la creación intelectual que demuestra que esa leyenda es falsa, la difusión de esta nueva obra que demuestra que eso es falso y finalmente la enseñanza por parte de profesores en los colegios primarios, secundarios, en la universidad de que esa leyenda negra es falsa.  A partir de esta creación intelectual como prueba. Si nosotros completamos este círculo, habríamos conseguido una victoria, que será la victoria política e histórica más importante de la hispanidad y si no lo completamos seremos siempre víctimas de esa falsa historia que es la leyenda negra, la conquista española de América. 

 

Pinchando aquí puedes leer la reseña completa de «Madre patria». 

También te puede interesar
f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%