Blogs

Memoria
por Enrique García-Máiquez
11 de junio de 2021
Memoria

 

Llega un momento en el que el tiempo nos alcanza, avisó Luis Cernuda en precisa imagen. También llega un día en que nos alcanza la nostalgia, incluso a los amnésicos como yo. Empiezan a abundar fotografías, conversaciones y literatura que miran nuestra vida como materia de la melancolía. ¡Nuestra vida! El libro Veinticinco de hace veinticinco de Víctor Colden es un ejemplo superior. Es, además, un artefacto literario perfecto.

 

He ido y vuelto por el tiempo a golpes de su prosa, evocación y misterio: música, poemas, paisajes, anécdotas. Nada en demasía. Todo justo. María Luisa aparece, desde la dedicatoria, constante, leve, como la poesía perenne del texto y de la vida. Era la novia y, en la coda (final feliz) es la mujer. Un día (de hace veinticinco años) el autor sale a correr con ella y escribe: «Ella es la niña que se comió la mermelada, las mejillas se le encienden y la cola de caballo le baila a la carrera». Yo también salí a correr alguna vez con mi novia, que ahora es mi mujer. ¿El amor más fuerte que la muerte? Sí, por supuesto; y que el tiempo, añado, además, con alivio.

 

Siempre he vivido con extrañeza mi escasa memoria. Lo he relacionado con el hedonismo y la felicidad. Aquí lo hice en Casa propia:

 

 

A mitad del libro nos descubre exactamente Colden porque el año 88 es crucial en su vida y se ha quedado grabado: la muerte de su padre. La relación del dolor con la memoria es inquietante, pero está atestiguada en la historia y en la pedagogía y por mi feliz desmemoria. Pero Víctor Colden saca belleza y verdad hasta el estremecimiento: «Aquel verano en Málaga, yo, que nunca he fumado, me fumé a escondidas los cuatro o cinco cigarrillos que quedaban en el último paquete de mi padre, el que llevaba cuando el accidente».

 

Nos cuenta: «Mis lecturas favoritas de aquellos años (Retorno a Brideshead, En busca del tiempo perdido, Il Giardino dei Finzi-Contini)». Por eso, Víctor Colden está tan entrenado. Yo le debo unas horas muy intensas de vuelta a mi vida de hace veinticinco años. Solo no habría sido capaz.

También te puede interesar
f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%