Blogs

Invent
por Enrique García-Máiquez
5 de agosto de 2021
Invent

Cuando la gente cuenta cosas de sus hijos, hay en las redes como una presunción a favor de que pueda estar inventándose la anécdota. Yo, que tanto hablo de los míos, me siento amenazado por esa sospecha y quiero ser muy exacto. A pesar de las tentaciones de embellecer o redondear la anécdota.  Hoy por ejemplo.

 

Mi hija Carmen, 11, estaba muy dolida de que su madre hubiese dicho en público lo que ella piensa de un traje que le han regalado. Porque eso puede llegar a la persona que le hizo el regalo y ella «no la quiere herir en sus sentimientos».

 

Yo, que últimamente parezco caritas de desdén de mi deliciosa preadolescente, le sugiero: «Pero herir en sus sentimientos a tu padre, ¿no te importa tanto, eh?»

 

Ahora, si yo me permitiese el «invent», diría que la niña me dijo: «Tú, papá, eres tan fuerte, que naturalmente no me da miedo herirte en tus sentimientos». Sin embargo, no dijo nada. Abrió un poco más los grandes ojos verdes, se puso levísimamente colorada, mostró una sonrisa tenue y fugaz, miró hacia abajo, y se fue, silenciosa.

 

Y ya está.

También te puede interesar
f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%