Blogs

Hay en mis venas gotas de sangre levantina
por Enrique García-Máiquez
21 de enero de 2021
Hay en mis venas gotas de sangre levantina

Quería hacerles otro arroz este domingo, pero se negaron. Ya ni siquiera mis hijos me dejan experimentar con mis paellas. Y eso que los Reyes Magos me trajeron el libro del poder. Yo les decía que la magia del arroz la poseo por legítimo derecho, Hay en mis venas gotas de sangre levantina. «¿Qué sangre levantina ni sangre levantina?», saltaron mis hijos, con acento forzadamente andaluz, riéndose de mí. Me di cuenta, sin embargo, que de verdad ignoraban mi levantinez y, por tanto, la suya. Se alzó mi sangre levantisca. «Por supuesto —clamé—, vuestra bisabuela era alicantina—. Y entonces sucedió el horror. Enrique, cargado de razón, dijo, dibujando en el aire un ancho arco con la mano: «Hombre, claro, si nos remontamos varios siglos…»

 

¡Siglos! Mi abuela materna murió dos o tres años antes de que nacieran ellos. Me entró un vértigo existencial que tuve que sentarme con la cabeza entre las manos. No debía de ser la primera vez, porque en Mal que bien dediqué un poema a la cuestión; pero no recuerdo haberme asomado al abismo con tanta nitidez como ayer.

 

 

 

 

 

 

 

 

f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Free shipping
for orders over 50%